jueves, 26 de enero de 2017

Psico$alvamesocial




Hola a todos. Por circunstancias de diversa índole me veo delante de un televisor, con Tele 5 sintonizado y emitiendo determinado programa, entre las 16:30 y las 20:00 h, y con la imperiosa necesidad de hacer algo útil. Como un gran porcentaje de las cosas útiles que se me ocurren hacer tienen que ver con Prevención, la mezcla es inevitable: aspectos psicosociales.
Y lo cierto es que la susodicha programación no tiene desperdicio. Entre sus integrantes y las afirmaciones y comportamientos que muestran hay factores con capacidad para causar al organismo problemas adaptativos y producirle algún daño físico o mental, o al menos eso percibo.
Resultado de imagen de mobbingPara empezar, un ritmo de trabajo impuesto. En un entorno comercial las presiones vienen por necesidad de vender, asumiendo objetivos que no dependen del trabajador en muchas ocasiones. En este entorno, debe ser muy estresante tener la necesidad de exponer noticias todos los días con el rigor y seriedad al que un programa de difusión nacional se le supone, y lo cierto es que son capaces de aportar estas "informaciones", "noticias",.... Me atrevo a afirmar que además, dada la complejidad de la información manejada, la cantidad de ésta, y el apremio de tiempo de que disponen, los colaboradores deben de sufrir una altísima carga mental... oooh bueno, lo cierto es que el factor que faltaría para hacer esta afirmación de manera taxativa, el de las exageradas consecuencias en caso de error en el manejo de la información, como que no está muy cuidado, no parece que se rasguen las vestiduras cuando algo no es como que muy cierto... No tengamos en cuenta la carga mental.
Eso sí, la demanda emocional es clara, pero casi me atrevería a decir que a la inversa de como la conocemos. En general la demanda emocional implica unas expectativas sociales y de comportamiento hacia el cliente, como fuente de ventaja competitiva de las organizaciones. Vamos que además de ser un buen profesional, se te demanda un trato adecuado. Aquí parece que es a la inversa, se fomenta (o al menos no se frena) un trato agrio y ácido entre compañeros, rozando comportamientos de los que en los libros aparecen como sintomáticos de acoso (dar información sesgada, dudar de la profesionalidad, dudar de la palabra, descalificar,...), y todo ello en un tono de voz... bueno, no soy quien para calificar.
Algo que debe ser matador... Repetitividad. Si bien el personaje cambia, lo que le pasa al personaje no suele cambiar, y las preguntas que se le hacen tampoco. Existe el factor estresor de repetitividad. También hay algún tinte de inseguridad en el empleo, que no hace sino fomentar la demanda emocional descrita en el punto anterior para cada uno de los colaboradores. También el de supervisión exhaustiva, ... no hay programa en que no se consulte al director hasta que punto hay que leer, ¿poca autonomía?
Para acabar con los negativos, Malas relaciones personales, ¿Cómo no hace algo una organización tan responsable como la cadena/productora para que entre compañeros no haya los disgustos que hay día sí y día también? No quiero imaginarme como deben llevarse los de detrás de las cámaras.
Pero también hay aspectos positivos. Sentimiento de pertenencia, pertenencia a un colectivo de comunicadores, que se ganan el pan entreteniendo a su público. Apoyo social, tras cada disgusto hay toda un catalogo de muestras de apoyo (que suelen llevar a coletilla "yo te aprecio de verdad"... como si uno pudiera apreciar a alguien de mentira), en directo, y que derivan en el derrumbe emocional total en directo de alguien. El apoyo social es un punto fuerte de este entorno, consigue resolver situaciones que comienzan siendo de no retorno (yo me voy de la TV) y convertirlas en fuentes de promoción profesional (me hago un deluxe).
En fin que podría seguir. Me queda tarde en presencia de la TV. Pero acabo con dos cosillas.
Una: se dice que entretiene (pido disculpas por lo demagogo de la siguiente afirmación): yo asesoraba a una empresa que disponía de equipos móviles, los trabajadores se entretenían poniéndose delante de los equipos en movimiento y apostando a ver quien pulsaba la seta de emergencia con el equipo a menos distancia de atropello. Ahí lo dejo.
Dos: Pensamos los técnicos de PRL, contables,... que estamos estresados... pues ya vemos que hay profesiones en las que existen tantos o más factores de estrés, con lo bonito que parece ...
Muchas gracias a todos y ánimo¡¡¡










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada